Saltar al contenido
Kayakistas

Cómo mantener y cuidar tu kayak

Lo primero que debes tener en cuenta para proteger tu kayak adecuadamente, es realizarle un correcto mantenimiento y este normalmente se hace rociándole cada cierto tiempo un poco de spray especial para resguardar el plástico y esparcirlo por toda la embarcación.

Así como el mantenimiento, existen otras recomendaciones importantes que deberás tomar en cuenta para proteger tu kayak, a continuación encontrarás algunas de ellas:

  • Por ejemplo, si tienes un kayak de mar, es recomendable después del entrenamiento o de contacto del kayak con agua salada, lavarlo con un poco de agua dulce y eso evitará que se oxide el metal, se pudra la espuma de los asientos y se degraden las gomas. De igual forma, debe lavar su kayak una vez al año con jabón especial.

Lavar bien el kayak después de cada uso es fundamental, especialmente si ha estado en el mar ya que el agua salada puede oxidar las partes metálicas.

  • Proteja su kayak con fundas o plástico debido a que normalmente estas embarcaciones están mucho tiempo expuestas al Sol y tanta exposición puede ocasionar que se dañe el material con el que fue confeccionado. Por esta razón es recomendable siempre tenerlo en su propia funda. En nuestra sección de accesorios de kayak recomendamos la funda de Sharplace o la funda de Docooler.
  • Otra forma de protegerlos es colocar goma espuma debajo del kayak si lo vas a colocar en el piso. En este caso la cuna debe ir sobre la superficie acolchonada y si se va a emplear esta medida, se debe tener especial cuidado con que la posición de la proa y la popa no deformen el casco.
  • También es muy importante la inspección de rutina antes de salir a remar, sobre todo si no practicas el deporte constantemente. Esto se realiza con la finalidad de verificar que todos los componentes de la embarcación están bien ubicados y en perfecto estado.
    • En primer lugar, se debe revisar que los tornillos estén bien ajustados y que las cintas, cuerdas y sitios de amarre estén en buen estado y no corran el peligro de romperse por la fuerza del agua y las vibraciones que suele sentir el kayak.
    • Otro punto a inspeccionar es el timón, debido a que esta pieza está conformada por muchos cables y ligamentos que con el paso del agua pueden irse deteriorando hasta el punto de romperse por lo que hay que cerciorarse de que estén en buen estado, ya que de él depende la conducción del kayak.

Siempre revisa que el kayak está en perfecto estado antes de meterte en el agua.

  • Cuando se vaya a transportar el kayak en coche es muy importante cuidar el espacio en el que serán colocados y si es más de uno evitar un choque entre ambos que pueda desajustar alguna de las piezas que lo conforman, esto es otra forma de proteger tu embarcación. En el caso de que no sepas qué necesitas para transportar cómodamente tus kayaks en coche, te puedes pasar por nuestra sección de accesorios de kayak recomendados.

Es importante cuidad tu kayak cuando lo transportas. Si vas a llevarlo en coche, asegúrate llevarlo en una estructura que agarre bien y que no lo dañe.

Para finalizar, son muchos los sitios y las formas en las que puedes proteger tu kayak, lo importante es la constancia con la que lo hagas y que dediques un poco de tu tiempo a esto para que puedas tener una embarcación adecuada y de buen rendimiento al momento de navegar.

Asimismo, documéntate bien sobre las mejores marcas de kayaks porque aunque signifiquen un costo importante tendrás un equipo duradero y de calidad que te permitirá navegar y explorar por mucho más tiempo.

Cada kayak, dependiendo de los materiales, requiere de un cuidado específico, y lo mejor que se puede hacer es consultar los cuidados del kayak específico de la marca proveedora.

¡Puedes votar esta entrada para ayudarnos a mejorar!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¡Muchas gracias por compartir!